Skip to content

Cómo usar la pistola de masaje antes, durante y después del entrenamiento

¿Eres un amante del ejercicio y deporte y quieres saber como incorporar una pistola de masajes a tus rutinas? Pues sigue leyendo porque podemos ayudarte. Los profesionales desde hace años las usan en sus rutinas para aumentar el rendimiento y mejorar sus resultados.

Incorporando una pistola de masajes a tus entrenamientos podrás eliminar la rigidez muscular, contracturas, ayudarte en el calentamiento, aumentar el flujo sanguíneo, relajación de los músculos tras el entreno, y otras ventajas.

¿Qué te contamos?

Antes del Entrenamiento

Ventajas de usar una pistola masajeadora antes del entrenamiento

Un masaje Pre-entreno puedo ayudarte calentando los músculos, activando la zona, movilizando la sangre y con ella el oxígeno, pero es muy importante no abusar del tiempo del masaje, ya que podríamos relajar la zona consiguiendo el efecto contrario al que buscamos, algunos de los veneficios son los siguientes:

  • Aumento del flujo sanguíneo
  • Liberación de tensiones en la zona aplicada
  • Activación del sistema nervioso

Rutina para usar el masajeador eléctrico antes de hacer ejercicio

Se debe trabajar cada músculo de manera individual, aplicando masajes que no superen los 10 minutos, además lo ideal es usarlo en 3 series de 10 segundos cada una, es un buen complemento a los estiramientos, pero no los sustituye, con esto conseguiremos aumentar y estimular la circulación en la zona, ayudando también a movilizar los músculos de la zona aplicada sin relajarlos

La pistola de masajes durante el entrenamiento

Durante el momento de mayor fatiga muscular, podremos aplicar pequeños masajes en la zona, para ayudar a aliviarla y aumentar el rendimiento, estos masajes deberán ser de unos 15 segundos, para liberar tensión, y ayudar al oxigenamiento de la zona, eliminando también parte del lactato

Cómo usar la pistola de masaje después del entrenamiento

Este realmente es el momento ideal para usar tu masajeador, es cuando podremos usarla por más tiempo sacándole todo el partido, deberemos aplicar masajes más lentos y prolongados, buscando un efecto calmante y relajar la zona, recuperaremos la zona muscular en mucho menos tiempo y mejorando los resultados.

Lo ideal es aplicar sobre la zona entrenada durante un par de minutos, estimulando el sistema nervioso y mejorando la circulación, liberando el ácido láctico, y ayudándote a prevenir el dolor muscular y la rigidez

Si aún no tienes una pistola de masajes, no te pierdas estos consejos para comprar tu pistola de masajes sin gastarte mucho dinero

Algunas pistolas de masaje recomendadas

Configuración